miércoles, 31 de enero de 2007

12 UNA CONSTANTE...

Nuevamente salì a la calle raudo y desesperado, recorrerìa el espinel de mis soplones, encontraría sí o si al asesino, aunque fuera lo último que hiciera. Era extraño, ver la calle se me presentaba como un destino muy negro.

El Ideal?

El Ideal?