lunes, 29 de enero de 2007

SIETE

Salí a la calle , aun sentía el olor dulzón de la sangre, tenía el ligero presentimiento que pronto encontraría al asesino , para ello debería andar el barrio, ver a mis informantes, toda una pléyada, una constelación de personajes variopintos e irregulares, al primero que veria a" ojos" Murphy viejo corredor de apuestas de carrerasde galgos en Texas, que había regresado a ver a su nieto, pero no pudo hacerlo, usted lector de este blog se preguntará por qué …

El Ideal?

El Ideal?